redes
Recomendar


 
lamparas fluorescentes  
 

Lamparas fluorescentes

Las lámparas fluorescentes son todas las lámparas que se usan hoy para ahorrar energía y tienen las características ser luces blancas y un poco frías en el tipo de iluminación, son de bajo consumo y ahorrativas ya que pueden ahorrar hasta un 60% de energía que se refleja en la boleta de luz. Comparadas con las antiguas lámparas incandescentes, las fluorescentes tienen una vida útil muy superior, consumen menos energía eléctrica pero o son de producir una buena iluminación. No son lámparas económicas de comprar pero el inicial amortiza con el tiempo, cuando pagamos menos en la factura de luz. Las lámparas fluorescentes funcionan igual que el tubo de luz a diferencia que se trata de una bombilla mucho más manuable.

 
 

Bajo consumo y económicas

Cuando las encendemos hay un proceso en donde la corriente tiene un proceso que es pasar por el balastro electrónico, y el rectificador la convierte en corriente continua, a su vez se origina una corriente alterna que tiene frecuencia de 20 a 60 khz. Este proceso físico químico es el resultado final y la lámpara emite luz. Con el tiempo las lámparas han evolucionado, en un proceso de más de 30 años, con un mejoramiento en sus funciones sino también en la reducción del precio de venta y de producción. Hoy las lámparas fluorescentes tienen balastro electrónico, hay especiales y circulares de alto rendimiento cromático, unas son las llamadas luz de día, iluminan todo tipo de salones, y lugares del hogar. El pequeño trasformador era lo que hacia el encendido hoy es el encendido es electrónico, ya las luces no parpadean mas. No solo se ha mejorado su encendido, que era la característica de lentitud que se asociaba a la iluminación fluorescente, sino que además se bajo el peso de la lámpara.

Todas las lámparas fluorescentes hacen posible un ahorro considerable de energía. Las fluorescentes compactas ahorran hasta un 80% menos de energía y producen mucho menos calor, duran 10 veces más y ahorran dinero en la factura de electricidad.se las llama a estas lámparas CFL, es la sigla con las que se las conoce. Hay que pensar en el medio ambiente ahorrando energía, esto se logra si cada persona coloca en su hogar una lámpara CFL. En cifras si se traslada a varios hogares es un ahorro importante que en el tiempo ayuda a no usar energía eléctrica contaminante ni a su forma de producirla. Las lámparas fluorescentes se fabrican para las corrientes continua y alterna, antes de comprarlas hay que fijarse en las tablas de equivalencia para ver qué tipo de luz queremos. Hay que saber comprar para un mejor rendimiento en cada espacio.

 
 

Calidad superior

Con un uso de 8000 horas de funcionamiento es la propuesta de sus fabricantes dependiendo de los golpes de tensión, y la calidad de la lámpara, pero de todas formas se hacen estudios permanentes para mejorar la calidad. Cuando elegimos el color de la lámpara, elegiremos según nuestras necesidades, hay distintos tipos de blanco que darán una luz más o menos cálida, algunas son de un tono similar a las incandescentes, quedan un tono mas amarillento otras emiten un color blanco frio, y están las llamadas light day que son las que emiten un blanco mas puro. En las cajas es la letra K la que indica el color de la luz, se supone que cuanto mas sea el K tendremos una luz más fría.

Algunas cajas nos desorientan y deberemos recurrir a un técnico y explicar qué tipo de luz queremos y para qué ambiente para no llevarnos sorpresas. Tenemos algunas lámparas fluorescentes que emiten rayos UV, estos rayos son los ultravioletas. Las limitaciones de las lámparas se fueron perfeccionando debido a los avances en electrónica y a los nuevos compuestos de las luminarias, se hizo hincapié en estimular el uso y su producción por parte de los países a partir del 2009. Si pensamos en la toxicidad las fluorescentes, estas contienen mercurio metal usado en su interior, los tubos tienen un promedio de 20 mg de mercurio, pero las lámparas de bajo consumo tienen menor cantidad 5 mg, se intenta bajar la cantidad de mercurio con la intención de que sean menos contaminantes.

Frente a la rotura de estas lámparas se aconseja salir de la habitación, no manipularlas y ausentarse por 15 minutos, estas lámparas pueden ser reciclables pero bajo un proceso un poco delicado. Este es el gran desafío que tienen que rever los fabricantes. El uso del mercurio y el efecto no solo en el medio ambiente sino en el ser humano. La vida útil se estima en 3000 horas, pero se sabe que algunas cumplen con mucho menos, que no todas pasan por los requerimientos de seguridad, que las chinas vienen defectuosas, y que los controles no son perfectos. Algunos estudios determinaron que solo duraban 100 horas, pero todo esto también dependerá de la frecuencia en el encendido.