redes
Recomendar


 
precios de lamparas fluorescentes  
 

Precios de lamparas fluorescentes

Las lámparas fluorescentes son lámparas que han sustituido a las incandescentes, son lámparas que se usan en negocios, viviendas, sitios públicos etc. No emiten calor ahorrando mucha energía. Su encendido es por precalentamiento, pese a los avances tecnológicos su modalidad de encendido es igual que en su descubrimiento en 1938. Los precios de las lámparas fluorescentes han bajado notoriamente ya que se necesita la popularización de su uso ya que es imprescindible ahorrar energía. Este tipo de lámparas están construidas en 4 que se denominan tubo de descarga, el arrancador, los filamentos, y el balasto. Si tenemos que guiarnos por las marcas vamos a ver que en el mercado hay gran variedad y distintos orígenes, eso es lo que nos dará la gran diferencia de precios de lámparas fluorescentes.

 
 

¿Qué tener en cuenta al comprarlas?

Nos guiaremos por la calidad más que por los precios porque la durabilidad y confiabilidad también es importante. Muchas vienen ya defectuosas de fábrica o dan menos horas de lo que prometen en sus cajas, se han hecho estudios comparando el rendimiento de unas y de otras. Al ser lámparas tan caras muchas veces las personas se guían por el precio para abaratar pero a la larga es mucho más caro ya que se tendrán que volver a reponer. El tubo de descara de la lámpara es el tubo de vidrio, este puede tener forma recta o también ahora redonda, su diámetro está relacionado con los watts, es de 1 pulgada, en el interior del tubo hay una sustancia fosforescente que emite la luz ultravioleta que es imperceptible al ojo humano, los tubos más usados hasta el día de hoy son los rectos, el gas argón mas el mercurio es lo que hacen el encendido de la lámpara, la conexión con la energía eléctrica se hace a través de los casquillos de las puntas que tienen unos pinchos que conectan.

Mediante un proceso físico químico se enciende la luz. Los tubos de luz de estas características no son muy buenos para nuestra visión, a largo plazo si trabajamos en una oficina que no tenga luz natural nos dará problemas de cansancio de vista. Esto lo vamos a comprobar con el tiempo. Los colores que emiten en el ambiente por lo general son blanco frio, pero existen las de blanco cálido y las luces de día. Se calcula que la vida útil de este tipo de lámparas es de 7500 horas dependiendo de su uso, y la cantidad de veces que se encienda. Cuando estas lámparas tienen un parpadeo se las corrige con una conexión que colocara el electricista que se llama two lamp. Una temperatura ambiente mayor a 25 grados estaría perjudicando a la lámpara en la emisión de su luz.

 
 

Caras pero baratas

Las lámparas de bajo consumo y las lámparas fluorescentes no son lámparas económicas, su precio es caro cuando las vamos a comprar pero si evaluamos el ahorro que vamos a tener en la factura de luz es una opción más que viable para cambiar las bombitas antiguas incandescentes de luz. Todo esto se amortiza en poco tiempo. Hoy en día la venta de lámparas incandescentes ha disminuido debido a que no se produce más, además de haber a una prohibición en su fabricación. Esto es debido a que hay que tomar conciencia que el ahorro de energía debe ser mundial para cuidar los recursos naturales. Los gobiernos se han involucrado en la toma de conciencia promoviendo el recambio de lamparitas y luces, realizando un cambio de mentalidad en la gente. Pero para la gente de escasos ingresos el precio de lámparas de fluorescentes puede ser un gran problema ya que estas cuestan entre 6 y 7 veces más que las comunes. Muchas veces también la caja de la bombita no cumple con lo prometido ni se corresponde con la realidad.

Se han realizado pruebas en el Instituto Tecnológico, testeando 600 lámparas de distintos orígenes manteniéndolas encendidas durante 30 días, algunas llegaron a ocasionar cortocircuitos o incendios sin cumplir con los requisitos de seguridad. Diríamos que en estos casos hay que comprar marcas reconocidas y no de dudosa procedencia. Las personas serán después las que con sus quejas determinen cuales son las mejores marcas que respetan las normas de producción y seguridad. Por lo tanto los controles deben ser estrictos. Uno de los primeros países que sustituyo las lámparas comunes por las de bajo consumo fue Australia, luego otros siguieron sus pasos, este tipo de medidas debe ser imitado por el resto de los países del mundo, ya que en las grandes ciudades el consumo diario es muy importante. Otras formas de cuidar la energía es con energía solar o eólica, pero si no se educa para ello será casi imposible cambiar la mentalidad, solo con educación se llega al cambio, estos cambios deben comenzar en la edad escolar, con información y ejemplos.